ESCALADA BÚLDER

Al combinar la diversión y el deporte la práctica de la escalada ayuda a los niños a combatir el sedentarismo.
Permite desarrollar mayor coordinación psicomotriz. Los niños que practican escalada mejoran su lateralidad y tienen mejor conocimiento de su cuerpo. Además, este deporte mejora su agilidad y equilibrio.
Escalar aporta a los niños el desarrollo de la toma de decisiones lo que hace que se agilice su pensamiento, ya que tienen que anticiparse a las situaciones que se suceden y tomar decisiones que les permitan avanzar de forma correcta. Les ayuda a ser más independientes y superar sus problemas buscando soluciones ante obstáculos que se puedan presentar tanto en la escalada como en la vida. Ayuda a los niños a superarse y ganar confianza en sí mismos, según van siendo conscientes de sus avances, favoreciendo su autoestima, y contribuyendo a mejorar su concentración y atención.
Los niños que practican escalada mejoran su flexibilidad y su resistencia.
La escalada se practica en grupo por lo que también favorece a los niños a nivel social, promoviendo la cooperación y la confianza entre compañeros.

Aviso Legal - Política de privacidad